Skip to main content

La transición de las portátiles

Autor: @Bjdocampo

20 años. Se dice pronto. Todavía recuerdo el día que fui a recogerla a mi Centro Mail de toda la vida en la calle Elduayen de Vigo. Era verano del 2001 y recuerdo que hacía un calor de mil demonios. Quizás es lo que más recuerdo, el jodido calor que hacía aquel día. Tuve que ir después de clase, así que allí estaba como un lerdo al sol esperando en la puerta a que abrieran. Entré y la dependienta, que ya me conocía (era mi segunda casa) ya me tenía el petate preparado. Una lustrosa GameBoy Advance morada, una copia de Super Mario Advance, que no era más que una versión mejorada y extendida de Super Mario Bros 2.

Allá me fui con los 35 grados de húmedo calor vigués a mi casa, a probar esa consola que prometía llevar a nuestro bolsillo el poder de los 32 bit.

32 bit es, 16 parece

Y precisamente esa premisa de los 32 bits fue un trago un tanto agridulce. Me explico. Todos éramos un pimpines. Veníamos de PSX y N64 y cuando Nintendo nos dijo que GBA era una consola de 32 bits, todos los imaginamos con jugar a FF7, Metal Gear o Gran Turismo. -’’Es como una Play’’, le decíamos a nuestros colegas en el colegio para fardar. Pero nada más lejos de la realidad.

’’Es como una Play’’, le decíamos a nuestros colegas en el colegio para fardar.

Entrar en datos técnicos es un peñazo que no sirve de nada, así que lo explicaremos para gente normal. GBA era una Super Nintendo vitaminada. Mejor color, mejor resolución, mejor sonido y una limitada capacidad poligonal que más adelante se llegó a exprimir para perpretar ciertos proyectos de los que ya hablaremos.

Todas estas cualidades convertían a GBA en el hogar perfecto para las obras pixel perfect con las que nos deleitaría durante sus casi nueve años de vida.

Continua evolución

Pero antes de meternos en la chicha, vamos a recordar los tres modelos que tuvimos de GBA.

Si no la tuviste morada no eres de fiar.

El primer modelo rompió totalmente con la concepción GameBoy que teníamos hasta entonces. Pasábamos de una orientación vertical a una horizontal, con una pantalla apaisada y más botones. De entrada, ya era una declaración de intenciones de renovación.

Todo lo tribal estaba de moda. Esta horterada arrasó en su momento.

Después llegó GBA SP. Su principal baza, la pantalla retroiluminada. Esto nos daba la vida, sobre todo en exteriores y su nuevo diseño, con tapa. Al estilo Game&Watch, si además le sumamos que por primera vez incluía batería recargable y tropecientas carcasas distintas (quién no recuerda la horterada del modelo Tribal) hace de este modelo de GBA la favorita del populacho según la encuesta que hemos hecho en Twitter.

Parece de mentira, pero si, es una consola y es muy cuqui.

Y por último llegó GBA Micro. Ya con DS en el mercado. Una versión miniaturizada que era puro amor. También con pantalla iluminada pero sensiblemente más pequeña. El tamaño de la consola invitaba a que te la lleves a todas partes y todavía hoy en día hay algún que otro español emigrado a Alemania que la lleva siempre en su mochila.

El arte hecho pixel a pixel

 

Pero si algo especial tiene GBA son muchos de sus juegos. Y es que ha recibido más de 1000 juegos en su su vida. Vale, hay mucha morralla, pero los buenos, qué digo, muy buenos, son muchos y variados y con una cualidad que muy pocas o ninguna consola ha conseguido. Que parezca que los años no pasaron por ellos.

Una cualidad que muy pocas o ninguna consola ha conseguido. Que parezca que los años no pasaron por ellos.

Y es que todo lo que vemos en la actual esfera indie del mercado, todos esos juegos 2D pixel perfect, beben directamente de esos grandes juegos de GBA. Hablar de todos los juegazos de GBA nos llevaría días y como mi tiempo y el vuestro es limitado, nos vamos s ceñir a los indispensables de verdad con algún que otro bonus track.

Golden Sun

Este juego rezumaba magia por los cuatro costados

La corta saga de golden Sun sigue 20 años después en nuestras mentes y corazoncitos. Un JRPG de corte clásico, combates por turnos, gráficos preciosistas, una música fuera de lo normal y una historia que te engancha de principio a fin. Camelot Software trajo un soplo de aire fresco al género y nos recordó a muchos que las aventuras podían seguir corriendo en 2D. Su segunda parte quizás es todavía mejor que la primera y ay de nosotros, los amantes del JRPG que seguimos soñando con un remake, remaster o quien sabe si una continuación.

Metroid Fusion

Uno de los mejores Metroid hasta la fecha.

Samus volvía por cuarta vez a una consola. Con un corte clásico marca de la casa pero una puesta al día especatcular. Mapas enormes, unos gráficos en 2D como nunca y con una de las mejores BSO que hemos visto en un juego de ese género. Un espectáculo visual por el que parece que no haya pasado ni un día desde su lanzamiento en 2003.

Zelda: The Minish Cap

Un año después llegó una auténtica joya. Con un apartado técnico y artístico brutal, en colaboración con Capcom y Flagship, nos ponían de nuevo en el papel de Link. Esta vez con la peculiaridad de poder hacernos pequeños a nuestro antojo gracias a un sombrero mágico. Es uno de los Zeldas más directos y originales. Todavía recuerdo la calidad de su música y el shock que supone escuchar la voz de Link digitalizada cuando damos una voltereta. Delicioso. Muy fácil de disfrutar y una de las obras maestras que debes tener si o si en tu colección. Si no lo has jugado, no tienes corazón.

Mario Kart Super Circuit

Lucía realmente bien y funcionaba aún mejor

Poco hay que decir de este juego. Cogía todo lo de Mario Kart original y lo mejoraba. Describirlo sería una tontería. Nadie que tuviese una GBA no tendría este juego.

Sonic Advance

A los Segueros de toda la vida nos dolía en el alma ver esta imagen

No una ni dos, TRES fueron en total las intrusiones del eterno rival de Mario por primera vez en una consola de Nintendo. Imaginaros el shock que supuso a Sonic correr bajo el logotipo de la gran N. De corte bidimensional de los clásicos de MegaDrive, bebía mucho de la estética de los Adventure de Dreamcast y nos dieron tres juegazos un tanto olvidados por los jugones de la época.

Final Fantasy VI Advance

La aventura de Terra, Locke y compañía es lo mejor que ha parido Sakaguchi

¿El mejor Final Fantasy de todos los tiempos? – Yo digo, si. Muchos en su día no pudimos disfrutar de esta obra suprema del maestro Sakaguchi por el simple hecho de ser Europeos y tuvimos que jugar a él de una manera poco honorable. Pero en 2006, una vez curado el resquemor del adulterio con Final Fantasy VII, Square se reconcilió con Nintendo y trajo el que sin duda es uno de los mejores videojuegos de la historia. Además, perfectamente traducido a nuestro idioma. Hablar de él sería vano, pues bien merece un reportaje para si mismo.

Final Fantasy Tactics Advance

Cada píxel es amor. Y algunas batallas son odio.

De Final Fantasy a Final Fantasy y tiro porque me toca. Con permiso de Fire Emblem, el mejor RPG Táctico que se ha hecho. Como decía Piqué, ‘’Contigo empezó todo’’. Una obra de arte que rezuma amor por los cuatro costados con un sistema de juego tan profundo como rico en posibilidades que asentó cátedra en la historia. Historia, por cierto, de lo mejor que podréis ver en un Final Fantasy.

Wario Land 4

Un juego que valía su peso en oro. Nunca mejor dicho. GBA no fue muy dicha en cuanto a juegos originales de mario, prácticamente todos los plataformas eran remasters, pero este Wario Land 4 lo soluciona todo. Bonito, entretenido, peculiar y con un personaje carismático muy mal tratado por el tiempo. Un plataformas indispensable en tu colección.

Castlevania: Aria of Sorrow

Colorido, enorme, majestuoso…como el Bernabeu.

Tres fueron los Castlevania que Konami trajo a GBA, pero sin duda Aria of Sorrow es el mejor. Por historia, desarrollo, música y leñe, porque si. Un Castlevania de los de antes que emanaba la esencia de Symphony of the Night y en el que perderte en sus pasillos y recobecos sin fin era una delicia. Un imprescindible para todo fan de la saga o amante de los Metroidvania.

Pokemon Esmeralda

Más potencia para retratar a gente obesa

Varios fueron los Pokemon que salieron en GBA, pero sin duda el más recordado es este esmeralda por el cambio que supuso en la franquicia. No gráficamente, ya que el cambio no fue abismal, pero si en mecánicas y en profundidad. Este para muchos fue su primer Pokemon y para los más veteranos, como es mi caso, el último. De ahí que sea tan especial.

 

Podríamos seguir horas y horas hablando de juegos, Mario & Luigi Superstar Saga, Wario Ware, Advance Wars, F-Zero, Fire Emblem o el SUBLIME Megaman ZERO… decenas y decenas de juegazos con la cualidad de poder ser rejugados, o jugados por primera vez, sin que nos sangren los ojos. Pero aún hay más….

One more thing

Eso decía Steve Jobs al acabar sus presentaciones. GBA guardaba tesoros ocultos. Juegos que aparecían de la nada, como quien no quiere la cosa. Algunos clásicos como la puesta al día de Zelda A link to the Past, que llegó retocado y en perfecto castellano, Mother 3 (aka Earthbound), el distópico RPG de culto del que 30 años después se inspiraría Undertale.

Pero también hay sitio para títulos originales que pasaron sin pena ni gloria y son JUEGAZOS, aquí un pequeño ejemplo.

Dragon Ball The Legacy of Goku

En la fiesta de Blás, todos llevaban una copita de más

Ni más ni menos que toda la historia de Goku desde la saga Dragon Ball Original, hasta la era Buu. Una locura de juegos (si, son varios). No son gran cosa, tiene sus fallos e inconcruencias como que un lobo pueda matar a Goku. No es una maravilla pero si eres amante de Dragon Ball te gustará. Aunque los buenos son los de DS.

Harry Potter y el prisionero de Azkaban

Un juego mágico, nunca mejor dicho.

Esto es muy sencillo. Coges a Harry Potter y le pones mecánicas de Final Fantasy y te da este juego que cuanto menos es curioso. Un juego muy disfrutable si eres fan de la saga y t egustan los RPGs por turnos. Una auténtica osadía que salió bien.

El Señor de los Anillos

Todo era TAN DIABLO

Seguimos con iP basadas en películas. Esta vez con El Señor de los Anillos. Tanto Las dos torres como El Retorno del Rey. De nuevo volvemos a una mezcla simple, pero en este caso cogemos un RTS como Diablo y le ponemos una skin de El Señor de los Anillos. Loot, exploración y matar malos. Un juegazo olvidado y que merece su puesto en el top de GBA.

Boktai: The Suni is in your hands

Si consigues hoy este juego te dan un piso en Torrevieja

¿Qué pasa cuando Kojima se va de marcha con sus empleados y en el cuarto cubata uno de ellos le dice ‘’no tienes huevos’’? – Pues que Kojima dice, ‘’sujétame el cubata’’ y produce juegos como este. Ni más ni menos que un juego de action RPG durante el día y de infiltración durante la noche. ¿Y cómo es eso? -Pues porque el maldito cartucho llevaba un sensor de luz solar, con lo cual cuando teníamos sol podíamos matar a los malos (vampiros) y cuando era de noche teníamos que infiltrarnos al más puro estilo Metal Gear. Kojimadas.

 

Podríamos seguir tirando de fondo de armario, pero esto se extendería demasiado y creo que ya es complicado que sigáis la atención al artículo, así que vamos a poner un par de cositas más y lo dejamos.

Lo que pudo ser

Y es que GBA era una caja de sorpresas, y hay una buena remesa de juegos que nunca llegaron a ver la luz, bien por tiempo, presupuesto o porque sus creadores se dieron cuenta de que era una jodida locura. Por ejemplo:

Grand Theft Auto 3

A ver….a ver….

Si, como leeis. GTA3 tenía una versión bastante avanzada para la portátil de Nintendo. Pero según avanzaban en el desarrollo se dieron cuenta de que era inviable abarcar tanto. Más tarde el proyecto se convertiría en GTA Advance.

 

Metal Gear Solid

Se dice que por ahí existe algunas imágenes del juego. Aprovechando el hype de MGS2 hubo un intento de llegar el primer MGS a GBA. La idea era hacerlo en 3D y claro, la consola no daba. No hubo suficientes cubatas para Kojima.

 

Commandos 2

La piunta era terrible. Las cosas como son,

Acababa de salir para consolas, el juego era un completo éxito. Se le ofreció a Pyro Studios hacer una versión para GBA, pero éstos la rechazaron de entrada. EL proyecto pasó a un pequeño equipo de desarrollo también español, pero al final, una vez presentado, se quedó en nada. Una lástima aunque tiene pinta de ser bastante injugable.

 

Resident Evil 2

Sucedió lo mismo que con el primero en la vieja GameBoy. No daba. Y no fue porque no lo intentaron, de hecho podéis ver el vídeo de la demo correr. Pero la memoria de GBA no era suficiente para crear una buena experiencia de juego y al final se fue al cajón. ¿Os imagináis lo que podría haber supuesto en aquella época?

Chatarra variada

Por último no está de más recordar la diferente chatarrería que GBA tuvo en su momento. Aparte de lupas, fundas, baterías y demás aparatejos míticos, GBA contó con un buen número de aparatos inservibles de lo más curiosos.

Glucoboy, un medidor de glucosa. Si, con un juego que desbloqueaba elementos dependiendo de tu glucosa en sangre.

Ojalá un aparato de estos para Switch que te haga una PCR

Pedisedate. Un accesorio que se utilizaba en los hospitales para dormir a niños. A ver, no os asustéis. EL aparatejo liberaba óxido nitroso para sedar a los niños antes de operarlos de algo. ¿Os imagináis un accesorio para Switch que libere benzodiacepinas?.

Lo más parecido a jugar a un juego de David Cage

E-Reader. Un lector de cartas o tarjetas que servía para abrir zonas secretas en determinados juegos.

Y como estos, algunos más. Como veis, la cabeza no para.

En nuestro corazón

Y es que GBA tiene el honor de ser la consola de la infancia para muchos y la portátil de la madurez para otros. Su extenso catálogo, sus joyas ocultas y el mimo con el que se notaba que estaban hechos hicieron de la última GameBoy una consola inolvidable y que muchos, servidor incluido, de vez en cuando le mete un meneo para recordar aquel verano del 2001.

Corneo

Corneo

Juego,leo y escribo

Deja una respuesta