Skip to main content

Final Default

Autor: @Bjdocampo

Todo pasado siempre fue mejor. Depende de qué género, si. Y hay un grupúsculo de amantes de los videojuegos, esos rancios, pedantes y testarudos a los que nos encantan los JRPG. Y nos da igual que sean del año 89 como del 21. Queremos que sean siempre igual. Nos da lo mismo los combates por turnos, es más, nos encantan. No tenemos prisa en leernos 1547847 líneas de diálogo. Y nos la sopla directamente comenzar por 544874 vez nuestra búsqueda de unos cristales mágicos.

Y con esta premisa se nos presenta Bravely Default. Un JRPG chapado a la antigua, en todos sus aspectos, pero sabiendo introducir aire fresco en cada uno de sus apartados. Dicho lo cual, pasamos a desgranarlo.

Los Cristales, siempre los Cristales.

Os voy a contar un poco y ya sabéis como sigue la historia que vamos a vivir.

Chico naufraga y llega a un pueblo. Chica lo encuentra en la playa. Chica es una princesa de un reino perdido en busca de unos cristales mágicos. Chico se va con la princesa y en medio de una batalla se encuentran a dos amigos muy majos. Malos que también buscan los cristales secuestran a chica. Chico y amigos salvan a la princesa. Chico descubre que es EL ELEGIDO y aquí comienza la epopeya.

Chica y el Barbas encuentran a chico en la playa.

Historia típica, sin grandes sorpresas, bastante predecible, con personajes carismáticos y buenas conversaciones. La fórmula es simple, pero infalible. Apuesta segura.

Hay que decir que este juego NO tiene nada que ver con los anteriores Bravely Default.

Hay que reseñar que la personalidad de los personajes está muy bien definida y tanto sus diálogos como emociones encajan perfectamente en la historia y dan un dinamismo al que SquareEnix nos tiene muy bien acostumbrados últimamente. No os va  a volar la cabeza, pero os va a enganchar de principio a fin. Hay que decir que este juego NO tiene nada que ver con los anteriores Bravely Default, con lo cual, si no los habéis jugado, no pasa nada.

Los turnos nunca mueren

El combate es a mi parecer, el punto fuerte del juego. Tenemos que estar ante la premisa de que es un combate por turnos, con lo cual os tiene que gustar. Si habéis jugado a Octoptah Traveler, no os costará mucho acostumbraros a su sistema, pues son muy parecidos.

Podremos encadenar acciones (Bravely) o guardárnoslos (Default) para poder generar los primeros y al mismo tiempo protegernos. Por lo demás, lo de siempre. Utilización de comandos de Ataque, Magias, Miscelánias y Objetos. Sin más. Puede parecer simple pero nada más lejos de la realidad. El juego que da este sistema Bravely Default es enorme. En los primeros compases del juego básicamente aprenderemos a utilizarlos y no serán del todo imperativos, pero según avanzamos, y sobre todo en los bosses, serán clave.

Los combates son lo mejor del juego

Es un sistema de combate tremendamente divertido y adictivo. Además, para adaptarse a los nuevos tiempos, han implementado una opción de velocidad de combate, como hemos visto en los remaster de los FF7,FF8 y FF9, que hace que las transiciones de los mismos se hagan súper amenos y el a veces necesario grindeo no sea tan tedioso. Mis dieses.

Han implementado una opción de velocidad de combate, como hemos visto en los remaster de los Final Fantasy

Un entorno de cuento

Lo que mejor le pega a estas aventuras son los paisajes idílicos. Unos escenarios marca de la casa como pintados a mano que muchas veces os harán sacar alguna que otra captura. En este sentido el juego es una maravilla. Tenemos unos personajes en 3D, con un estilo Chibi que pueden pecar de simplistas, pero cumplen bien su papel y encajan correctamente en diseño del juego. Los enemigos son variados y encontraremos diseños que recordarán en ocasiones a Dragon Quest  y en otras a Final fantasy. Están muy bien modelados y son muy resultones en batalla.

La primera ciudad enamora

Los paisajes son de lo más variado, como no podría ser de otra manera. Desde ciudades de corte medieval, pasando por desiertos inhóspitos o zonas nevadas. Vamos, lo de siempre.

Cuando llegas a esta ciudad te dan ganas de meterte en casa de alguien y comerte un cocido.

Por el contrario, tenemos que decir que el rendimiento del juego en varias ocasiones no es del todo el deseado. Dientes de sierra, algunas caídas de frames en los combates y ciertas resoluciones bajas que ponen un pequeño borrón en el resultado final, pero siempre sin estropear la experiencia.

La música es simple y llanamente fantástica. Marca de la casa. Melodías acorde al entorno y situación, orquestadas y jodidamente pegadizas. Otra maravilla. SI a esto le sumamos un estupendo doblaje al inglés y japonés, nos queda un apartado sonoro estupendo.

Más profundidad es siempre mejor

Bravely Default, sin ser una revolución en el JRPG, quiere darnos algunas cositas más y bebe de aquí y de allá para adaptarse a estos tiempos. Os cuento.

Durante la aventura tendremos un incesante goteo de conversaciones entre el grupo de personajes. Esto lo hemos visto ya en juegos como el mencionado Octopath Traveler o los Xenoblade. No es obligatorio chupárselos todos pero hará que conozcamos más y empaticemos con los personajes. Hay que decir que muchas veces son demasiado seguidos y nos dará mucha pereza, pero si queremos una experiencia completa es necesario.

 

Algunos personajes dan ganas de matarlos. Literalmente.

Tenemos una trama principal, como todos los JRPG, a esto tenemos que sumarle un sistema de misiones secundarias. Las típicas, gente que te encuentras por el mundo que necesita que encuentres a fulanito de tal o fulanita de cual. Estas misiones no aportan nada a la historia del juego, pero hacen que ganemos experiencia y conseguir objetos. Un divertimento más. Esto es algo claramente inspirado en Octopath Traveler o los anteriores Bravely.

Por otro lado tenemos un sistema de expediciones muy interesante. A las pocas horas de juego podremos realizar una serie de expediciones marítimas donde también ganaremos experiencia y encontraremos objetos. Es un sistema muy parecido, por no decir igual que el de Xenoblade Chronicles 2 y esto ayuda mucho al que tiene poco tiempo para grindear y además, le da un interés especial de llegar a casa y ponerte con el juego a ver qué consiguió descubrir tu protagonista. Estas expediciones tienen diferentes duraciones, pueden ser de media hora o de 12 horas, cuanto más tiempo, más recompensa. Eso si, tenemos que dejar la consola en Modo Reposo, si no, al carallo la expedición.

La señora de las expediciones es como vuestra abuela, solo le falta daros un bocadillo

Por último contaros que disponemos del clásico menú de habilidades, equipo y PROFESIONES. No me voy a  explayar en este asunto. El sistema de profesiones es el clásico de toda la vida. Que si guerrero, mago blanco, mago negro…es importante componer un equipo equilibrado y tener siempre en la recámara en cada personaje una profesión secundaria por si uno de nuestros miembros se va al piso. Esto al principio puede parecer tedioso pero según pasen las horas conformaréis un equipo determinado y no os romperéis la cabeza cambiando de profesión.

 

El menú de habilidades, equipo y profesiones es práctico. No te dan ganas de pegarte un tiro.

Entonces….

…pues entonces estamos ante un Final Fantasy clásico, con unas cuantas puestas al día y con un nombre diferente. No hay más. Una historia que sin ser una locura os enganchará, unos personajes con personalidad y sus propias historias detrás, un sistema de combate SUBLIME y divertido (cosa rara en este género), unos entornos de fantasía un tanto diezmados en ocasiones por el rendimiento.

Sea como fuere estamos ante una aventura imprescindible para cualquier amante de los JRPG y una ocasión única para los que nunca se han animado a adentrarse en este género, pues sus adaptaciones a los nuevos tiempos lo hacen todo más….liviano.

 

Larga vida al combate por turnos, carallo!!

VEREDICTO

GRÁFICOS

75%

SONIDO

85%

JUGABILIDAD

80%

DURACIÓN

90%

POSITIVO


  • Historia típica pero que funciona
  • Un arte precioso
  • Música de encanto
  • El sistema de combate, lo mejor.
  • Personajes con carisma

NEGATIVO


  • Ciertos problemas de rendimiento
  • A veces, demasiado diálogo
  • Poca variedad de entornos
  • El mapa puede ser confuso
  • No tener más tiempo en la vida para estos juegos
7,9 Bravely Default 2 ese ese filete con patatas. Es un plato simple y recurrente. Pero que bien hecho es una fórmula que no falla y puede ser uno de los mejores manjares del mundo.
Corneo

Corneo

Juego,leo y escribo

Deja una respuesta