Kakarroto

Autor: @Bjdocampo

Hablar de Dragon Ball es hablar de la infancia y preadolescencia del 98% de población milenial española.

La primera parte del curso, salías de clase por la tarde, llegabas a casa, obviando totalmente tus deberes para con el saber del Conocimiento del Medio,tu madre ya te tenía preparado aquel bocata de pan de verdad, de panadería,que aún crujía a las seis de la tarde con chocolate Nestlé,duro como el granito y tú con tus Tenis de luces te tumbabas en el sofá a ver las aventuras de Goku Niño. Algunos en la TVG (caso de un servidor), otros en TV3 y los demás en sus correspondientes cadenas autonómicas.

Como decía, la mitad del curso nuestras tardes eran las aventuras contra el viejo Piccolo (Picoro en Galicia) , El Ejército Red Ribbon o el Emperador Pilaf. Todo inocencia, todo aventura y mucho, mucho humor.

Disculpen la licencia nostálgica de este gallego redactor.

Pero esa saga se acababa, y después empezaba la Z, precisamente la saga que ocupa la historia de este juego. No vamos a contar nada que no sepáis ya. La serie maduraba de golpe enormemente; más combates, enemigos más duros, más sangre ,Chichi era una mujer, Bulma una señora, Goku un tiarrón y Krilin…pues era Krilin y con todo eso….fotocopias.

Aquel mágico ritual de tráfico de fotocopias en los colegios….algunas un tanto…de naturaleza gincatortia. Pero eso es otra historia que quizá en algún Podcast comentemos.

Esto solo es la punta del iceberg de lo que Dragon Ball significa para mucha gente y a estas alturas a nadie le interesan batallitas del abuelo cebolleta, así que, vamos al lío.

 

Un Sayan, unos androides, un experimento y un par de malos muy malos

El pelazo de Raditz es en envidiable

Como decíamos antes, la historia de Dragon Ball Kakarot es la historia COMPLETA de DBZ. Desde la llegada de Raditz a la tierra hasta Majin Boo.

Por lo tanto podríamos calificar el guión del juego en una síntesis de unas 20 horas (sin secundarias) de los 291 capítulos que llegó a copar la saga.

Y saltándonos ya todo el resto del análisis, es quizá, el problema de este juego. Lo promete todo, pero no cumplas nada. Pero esta frase solo le salió bien a Napoleón, y aún así no acabó triunfando.

El juego comienza con la llegada de Raditz, Vegeta y demás troupé a la tierra. Previamente, nada más comenzar el juego, nos introducen a su sistema de combate con una muy liviana y sosainas pelea con Piccolo, con la cual los creadores del juego nos quieren poner en sutuación. Resultado, en dos minutos pasas de conocer a Piccolo y toda su maldad, a estar peleando contra tu hermano mayor que acaba de llegar del espacio. PRIMER FAIL.

Después todo sucede muy, muy rápido. Piccolo y Goku pelean contra él, los vence, Goku muere, Piccolo se lleva a Gohan para entrenarlo, Gohan aprende en 30 segundos a ser un Saiyan y al resto de protagonistas de la serie nos los vamos encontrando por el mundo dándole patadas al aire y esperando a que lleguemos. SEGUNDO FAIL.

La ayuda de Piccolo es totalmente testimonial. Anque en un tutorial nos expliquen como manejar los ataques de los dos personajes.

Mientras te vas de paseo con Piccolo y las veces con Gohan por ahí, Goku se entrena con Kaito en el más allá. Aquí, ni penséis pulsar un botón. Kaito nos hará contarle un chiste y algún par de cosas más que se complementará con unas secuencias que intentarán atar cabos lo más rápido posible. TERCER FAIL.

A Kaito dan ganas de llevárselo a casa

Y así, hasta el final.

Cierto es, que es una tarea laboriosa, nada fácil de llevar a cabo y que contar una historia tan larga y compleja, NO ES FÁCIL CONTAR UNA HISTORIA TAN GRANDE. Por eso da la sensación de que un proyecto de tal magnitud, no debería de ser abordado de esta manera.

Puede que este sí podría ser un buen proyecto para realizar en diferentes capítulos,. Pero no ha sido así. Y nos lo hemos comido. Aunque no está tan malo.

 

Bonito es, y mucho.

No se puede negar que DBZ:Kakarot no esté cuidado. Un buen detalle gráfico, unas buenas animaciones y un mundo que pese a estar sumamente VACÍO (no esperábamos menos), luce muy bonito. Y coño, pues eso se agradece. Gráficamente cumple muy bien, sin fallos y en muchas escenas rozando una espectacularidad tremenda y es lo que a mi entender, lo único que te hace sentir absorvido por la historia.

Muten Roshi te sacará una sonrisa de vez en cuando y su isla, ganas de seguir adelante en el juego

Disponemos de varias zonas, mar, bosques, desiertos, ciudades…básicamente donde se desarrolla toda la historia de DBZ. Son amplias y hay cosas que hacer y que ver. Pero pocas, muy pocas. Tenemos un mapa que aparenta más grande de lo que es, te piensas que es Azeroth pero realmente es tu barrio.

El mapa no es abierto, está cerrado por zonas y nos podremos transportar a ellas através de dicho mapa

Si eres de los que se quejaban que BOTW estaba vacío, no te acerques a la estantería.

Dos detalles a destacar, puede que por ser un maniático, uno,que durante los combates la ropa no se rompe y en las cinemáticas si.Después vuelve a estar intacto. También me ha parecido desastroso efecto del agua del mar o de los lagos sobre nuestros cuerpos. En Tomb Raider 3, Lara Croft, en una jodida PSX, ya salía mojada del agua. Y nosotros lo hacíamos al verla así.

Goku además de superpoderoso,es hidrófobo en este juego.

En cambio un detalle a agradecer, que cuando lo probamos en la MGW no estaba implementado, es que cuando vuelvas por el escenario, puedes destruir montañas y crear cráteres (que después reaparecen), pero si te aburres mucho, que es lo más probable, no está mal y son esos detalles que marcan la diferencia que tanta falta le hacen.

No todo siempre está tan mascado

Lo que no han mejorado es el HORRIBLE sistema de control a la hora de volar. Terriblemente confuso teniendo que utilizar los gatillos R de las consolas para subir o bajar.

Goku y amigos vuelan como helicópteros de Battlefield 5.

Los objetos no son objetos, son bolas de luz que cuelgan de los árboles, que están en el fondo de los lagos o que cuelgan de un terraplén, ya. Aveces hay que cazar, pues bien, corremos hacia un ciervo y PUF, ahora es una bola de luz. Puede que esté más trabajado el tema de la pesca…pero eso viene ahora.

A veces un cerebro simple como el mío puede llegar a sufrir micro derrames con el sistema de control

Recolectar, cazar, pescar, matar.

DBZ Kakarot tiene una clara intención rolera. Eso lo vemos nada más empezar el juego, que tenemos que recolectar unas manzanas y unos peces para que Chichi haga la cena (saludos a Irene Montero de parte de Namco). Una receta prometedora.

Y es que comer hará que mejoremos diferentes aptitudes de cara a los combates, algo que se quiere parecer a WoW o BoTW y que aunque agradecemos su inclusión, en el momento de la verdad sobra. Incluso estorba.

¿Desde cuando Goku se tiene que comer pescado cocido para poder luchar contra Raditz? ¿Acaso es hipertenso?

Todo es pescado cocido

No seamos cascarraibias tampoco. Es un plus para que lleguemos a esas veinte horas de juego.

Además de comer, según vayamos conociendo personajes y realizando las misiones secundarias y repetitivas que nos ofrecen, iremos ganando unos emblemas que también harán que podamos mejorar habilidades de nuestros personajes. En este sentido, las misiones secundarias las salvan el gran trabajo de localización del juego. Acá le quedan mis dieses.

Y el componente rolero termina con unas esferas de diferentes colores que iremos recogiendo a lo largo, ancho y vacío mundo para poder subir de nivel aptitudes según el color de las esferas correlativas a dichas aptitudes del personaje y poder conseguir nuevos ataques. Y ya.

Con esto se columpiaron, no hay quien lo entienda así que no perdáis el tiempo

 

Ooooonndaaaaa viiiiiiiitaaaaaal…….FAAAAAAIIIIL!!!

Si algo caracteriza a los videojuegos y a la filosofía de Dragon Ball, son los combates. Esto no es Heidi. Así que os lo voy a resumir muy rápido y claro.

Aporrea botones, recarga Ki, aporrea botones, recarga Ki, esquiva el ataque del oponente y sigue aporreando botones. Como ligar con un tuerto. Fácil.

El sistema de combate no podemos decir que sea malo, es simple. No esperéis un Budokai ni nada por el estilo. Aquí todo es fácil y accesible.

Un botón para ataques cuerpo a cuerpo, otro para lanzar ondas de Ki, uno de bloqueo y otro para un pequeño desplegable de habilidades especiales. No hay agarre, no hay contraataques…no hay ná. Para más inri, además de luchar contra nuestro rival, debemos hacerlo también contra la cámara. Quizá el enemigo más temible del juego.

El sistema de combate es el del Alex Kidd adaptado al siglo XXI

Puede que algún enemigo se te atragante. No pasa nada, farmea secundarias charlando con gente y come pescado a la parrilla. Es lo que haría Goku. O Carlos Herrera.

Por el camino, entre misión y misión, nos iremos encontrando con unos enemigos muy fáciles de vencer, de los que no podremos escapar y que en teoría servirían para hacernos ganar experiencia. Y ya está. Os podéis animar a matar algún dinosaurio, lo cual el juego nos lo venderá como el desembarco de Normandía, pero os aseguro que acabaréis más enfadados de lo que empezasteis.

Por eso si lo que queréis es dar mamporros y buscar un reto, DB Fighters Z está regalado y es un portento.

Luz, fuego, DESTRUCCIÓN

Resumiendo. Dragon Ball Z Kakarot es un proyecto ambicioso, con buenas ideas y mejores intenciones, pero que pretende abarcar tanto que no abarca nada.

No podemos decir que sea un juego inacabado, para nada, pues no hay fallos en su desarrollo.

El juego luce muy bien, es llamativo y para los fans de toda la vida de Dragon Ball pues oye, no está mal. Pero para cuando cueste 15€ o lo regalen en el Gamepass.

Si eres un fan de Dragon Ball y quieres rememorar toda la historia de DBZ, invierte los 70€ en comprarte la colección de los capítulos en Bluray o coño, mejor aún,los juegazos de DB Legazy para GBA. O cómprate una botella de Green Label e invita a tus amig@s a casa a jugar al DB Fighters Z. 70€ dan para mucho.

Y repito, no es un desastre de juego, es una opinón muy personal de un fan de toda la vida. Puede que enfadado, decepcionado o estreñido, pero señoras, señores, esto es Hashtag Jugando.

VEREDICTO

GRÁFICOS

95%

SONIDO

90%

JUGABILIDAD

60%

DURACIÓN

50%

POSITIVO


  • Es bonito y está bien representado el mundo
  • Los personajes están maravillosamente realizados
  • El doblaje japonés es maná del cielo
  • Sentir durante algunos momentos que estás viendo la serie desde dentro
  • Chichi sigue siendo guapísima

NEGATIVO


  • Historia imprecisa
  • Desarrollo atolondrado
  • El agua, los objetos…
  • Misiones secundarias repetitivas y aburridas
  • Sistema de combate de los años 80.
6,8 Dragon Ball Z Kakarot es como esa tarta de tres chocolates que hace tu cuñada o tu hermana.Tiene una pinta fantástica, la pruebas y te gusta pero según la vas comiendo te empalaga y aburre hasta extremos insospechados.Te comes un pedazo y la guardas en la nevera porque no hay quien la coma.Pero aún así, deseas ir a la nevera y acabar comiéndotela.
Corneo

Corneo

Juego,leo y escribo

Un comentario

  • Avatar Ardentia dice:

    Excelente análisis, sobre todo esa transportación al pasado (y lo mejor la canción en gallego).
    El juego posee una belleza exterior absorbente, pero no es más que el encanto de un instante.

Deja una respuesta