Skip to main content

Contigo empezó todo

Autor: @Bjdocampo

Plantear este artículo desde el punto de vista de alguien que no es un fan aférrimo de la saga es lo que puede que nos haga coger perspectiva de la importancia de esta saga en la ya cada vez más extensa historia de los videojuegos.

Si, lo reconozco, no soy un fan de Metroid. No me vuelvo loco con el anuncio de una nueva entrega, es más, incluso no me planteo comprarla el primer día.

Pero cuando te metes un poco en este mundillo, exploras, investigas y al final, la curiodad mata al gato.

Y es que enfocando el título desde el punto de vista de un escéptico, haber leído sobre su lore, su concepción y su evolución, descubres que es más que un juego de disparos y exploración. Es un juego que ha conseguido convertirse en un género y eso, amigas y amigos míos, es digno de estudiar y conocer. Aunque no te guste el género.

Cuando te metes un poco en este mundillo, exploras, investigas y al final, la curiodad mata al gato.

En este breve artículo, vamos a repasar su historia y al final, reflexionaremos sobre lo que significa este Metroid, antes de meternos en el análisis de su última entrega. Cosa que será trabajo entonces si, de un amante del género.

Empezamos.

 

Un proyecto ambicioso

Corrían medidados de los 80 cuando Nintendo se sacó de la manda un nuevo sistema, el ‘’Famicon Disk System’’ y el Señor Yamauchi quería aparecer en el mercado con un bombazo del calibre de Super Mario Bros así que le encargó al equipo fundado por él mismo a finales de los 70 ‘’R&D1’’ que llevaran a cabo tal proyecto. El objetivo era claro desde el principio, necesitaban un pepinazo de juego, con una mecánica revolucionaria y un estilo y ambiente más oscuro y adulto.

El objetivo era claro desde el principio, necesitaban un pepinazo de juego, con una mecánica revolucionaria y un estilo y ambiente más oscuro y adulto.

Así que en Agosto del 86, Metroid vio la luz, aunque no fue con el éxito esperado, y no porque el juego fuera malo, sino porque ni Dios tenía una Famicom Disk System. Por suerte Nintendo es muy hábil y poco después sacaron una versión en cartucho para el resto de mortales y ahora sí, Metroid se convirtió en un jodido éxito, tanto en Oriente como en Occidente. Un dato curioso, el nombre de Metroid viene de la conjunción ”Metro” (Subsuelo, por los escenarios) y ”Droid” (Androide, por la armadura de Samus).

Tenía que decirlo o no me quedaba tranquilo.

 

Hay un lore

Muchos de los que estéis leyendo este artículo habréis jugado alguna vez a algún Metroid, pero como servidor, no tendréis ni pajolera idea del lore de la saga. Yo no me voy a poner aquí a contároslo, tenéis fantásticos artículos en Retrogamer, GTM o la misma Wikipedia. Lo que sí puedo deciros es que todo es mucho más profundo y complejo y que una mañana de sábado o domingo dediquéis unos minutos a leer sobre dicho lore. Os llevaréis una grata sorpresa.

¿Por dónde empezamos?

Pues como casi todo en la vida (salvo Star Wars). Por el principio.

 

Metroid (1986, Famicom Disk, NES)

El primer Metroid sorprendía por sus gráficos y mecánicas

El primer Metroid no inventó nada. Un juego de plataformas 2D con disparos y saltos, pero que, con el desarrollo del juego, nuevas habilidades se iban desbloqueando y la exploración tomaba un ápiz de backtracking nunca visto antes en videojuego. Fue el comienzo de todo, fue la semilla de lo que hoy llamamos Metroidvanias. Y es por donde sin duda, debemos de empezar.

Lo podéis encontrar en vuestras NES Mini y tanto en la eShop de 3DS y WiiU e incluso en GBA.

 

Subsaga ‘’Metroid Prime’’ (Gamecube, Wii)

Prime reintentaba todo y se adaptaba a los tiempos con una trilogía de culto.

Antes de pasar al siguiente Metroid canónico, si queremos seguir el hilo argumental de la historia, tendremos que dar un salto a su subsaga Prime. Como sabréis, esta es una subsaga en 3D y primera persona para GameCube y Wii. El concepto es el mismo pero el hecho de ser un shooter en 3D lo cambia todo. La subsaga se compone de tres juegos, Metroid Prime, Metroid Prime Echoes y Metroid Prime Hunter. Los tres no son difíciles de encontrar en un recopilatorio para Wii llamado Trilogy. Muy original.

Antes de pasar al siguiente Metroid canónico, si queremos seguir el hilo argumental de la historia, tendremos que dar un salto a su subsaga Prime

Recordad que esta subsaga tendrá dentro de poco, o quizás mucho, una cuarta entrega que ha sido anunciada por Nintendo para Switch. Veremos qué pasa.

Sea como fuere esta subsaga de culto se hace indispensable si quieres vivir la epopeya de Samus en todo su esplendor. 

 

Metroid 2 ‘’Samus Return’’ (1992, GB)

Conseguir que se viera tan bien este juego en GB es un prodigio técnico.

En esta obra magna para Game Boy, Nintendo repetiría la fórmula del primer juego, pero para sorpresa de todos, mejorándolo. Más grande, más definido (aunque fuera sin colores) con más ataques y continuando una historia de una manera magistral. Jugarlo hoy en día es harto difícil, pero gracias a los amigos de Mercury Steam, tenemos la reinvención de la saga en Nintendo 3DS. No es nada difícil de encontrar y si os queréis hacer este maratón, saltaros directamente al remake de 2017.

Super Metroid (Super Nintendo, 1994)

A día de hoy sigue sorprendiendo lo bien que se ve y se juega.

Para algunos, uno de los mejores videojuegos de la historia. La joya de la corona. Lo cambió todo. Mucho más grande, mucho más profundo, un prodigio técnico que aún a día de hoy te sorprende que se pudiera hacer eso con una SNES. Un sonido y una BSO como pocas veces se han oído en un videojuego. Una suerte de mundo abierto, con un mapa enorme que explorar de la mano de una historia que no te da tregua. Este Metroid lo perfecciona todo y a día de hoy, sigue siendo EL REFERENTE en cuanto a Metroidvanias.

A día de hoy, sigue siendo EL REFERENTE en cuanto a Metroidvanias.

Este lo podéis jugar en mil sitios, lo tenéis en la eShop, en la SNES Mini, GBA y en el servicio de Nintendo Switch Online.

 

Metroid Fusion (Game Boy Advance, 2002)

Samus encuentra la horma de su zapato.

El primer Metroid en mucho tiempo y para la nueva portátil de Nintendo. Continuaba la historia del anterior Metroid, no innovaba en exceso pero hacía méritos suficientes para engancharnos como poco delante de la pequeña 32 bit de Nintendo. Una historia fascianente con un Némesis de Samus y un ayudante personal que daba los pequeños soplos de aire fresco que necesitaba para adaptarse a los tiempos, pero sin pasarse. Para muchos es el Metroid favorito, algo tendrá de especial, así que si tenéis ocasión, no perdáis la oportunidad de darle caña.

Daba los pequeños soplos de aire fresco que necesitaba para adaptarse a los tiempos, pero sin pasarse.

Lo podéis encontrar de segunda mano para GBA sin mayor problema y aún así en la eShop también lo tenéis.

 

Metroid Zero Mission (Game Boy Advance, 2004)

Una pues al día del primer Metroid que da una perspectiva diferente.

A Nintendo le encanta reinventar las cosas. Zero Mission no deja de ser ni más ni menos que una puesta al día del primer Metroid. Y no, no recomendamos empezar por este, sino por el original. Y no es porque el juego sea malo, ni mucho menos, pero la esencia de la saga se ve alterada por las circunstancias del tiempo. El juego en sí es el mismo, pero introduciendo nuevas mecánicas y alguna que otra pantalla que haga sentir que aunque es la misma aventura, es un juego distinto. Así que este, jugadlo cuando os de la gana.

Zero Mission no deja de ser ni más ni menos que una puesta al día del primer Metroid.

Como el anterior, no es difícil de encontrar de segunda mano para GBA y sino, tirad de eShop.

 

La madre que los parió (A los Metroivania)

Una vez visto y jugado todo esto, solo os quedará algo por hacer. Continuar la historia. Metroid Dread se encarga de ello, pero como os decía antes, será otra persona quien os lo cuente.

Metroid ha sido pionero en muchas cosas, nos presentó por primera vez una protagonista femenino, dura, implacable y no hipersexualizada (un gran mérito para aquellos tiempos). Nos enseñó que las plataformas podían ser auténticos mundos y que no siempre había que correr hacia la derecha. Nos enseñó que se pueden hacer más cosas que saltar cobre enemigos o dispararles, nos hizo desesperar buscando una salida y nos puso los nervios a prueba con implacables enemigos. Todo eso siempre con un mimo extraordinario y un cuidado por el detalle marca de la casa.

Nos enseñó que las plataformas podían ser auténticos mundos y que no siempre había que correr hacia la derecha.

Como reflexión final quiero decir que como reza el título de este artículo, ver, estudiar e informarse de la saga Metroid desde los ojos de un escéptico te lleva a darte cuenta de la importancia de la historia de Samus, de lo que supuso su lanzamiento hace ya 35 años y que, muchos, cada día más pequeños estudios, continúan su legado y en muchos casos mejorándolo (Hola Hollow Knight) y consigue que este género, sea sin duda, uno de los más reclamados actualmente por esa buena gente que ama el arte del videojuego.

Corneo

Corneo

Juego,leo y escribo

Deja una respuesta