El cartón es el futuro

Autor: @Bjdocampo

Antes de comenzar a analizar este juego, me gustaría dejar claro que este análisis es un ejercicio higiénico de pseudoperiodismo. Un análisis escrito desde el escepticismo videojueguil, pues el humilde redactor de este artículo JAMÁS ha jugado a ningún juego de la saga Paper Mario. Dicho esto, espero que el análisis sirva tanto para los más letrados en la saga, como a los que se lanzan por primera vez a las cartonadas aventuras de Mario.

Comenzamos la aventura.

Entrada apoteósica en Villa Toad

Primer doblez

Podríamos empezar por la argumento, pero sinceramente, creo que eso a nadie le interesa, así que nos vamos al grano, al contexto del juego.

Definir Paper Mario: The Origami King puede resultar más complejo de lo que parece. Así que vamos a utilizar jerga coctelera para intentar hacernos a una idea de lo que es.

Cogemos un Zelda y lo rebajamos con agua 1/4 , un Mario, de la saga 3D, un 3D Land, por ejemplo, y le ponemos otro 1/4. Ahora buscamos un Final Fantasy de los de antes, de los antiguos, le sacamos el sistema de combate, agarramos una pizquita de nada y le añadimos una uñita de algún juego de puzzles que os apetezca…Tetris, Puzzle Bouble…a mi me apetece un Columns, soy asi de extravagante. Ahora todo metido el la coctelera, lo rellenamos con humor, con mucho humor, esa es la clave y al final, decoramos con un montón de guiños a la franquicia de Mario y unos toques espolvoreados de algún que otro juego mítico que os haya gustado.

Agitamos bien, lo servimos en una Nintendo Switch y lo degustamos desde el sofá del salón o en la terraza de casa, sorbito a sorbito.

Et voila!! Paper Mario: The Origami King.

Tranquilos, la niebla está por algo, no es N64

Segundo doblez

Nintendo sabe jugar muy bien sus cartas. ¿Por qué digo ésto? Muy sencillo. Nintendo es consciente de las limitaciones de hardware de su consola y en cada juego que saca lo demuestra. Ésto no es malo, más bien todo lo contrario. De entrada, la estética del juego tiene que ser como su nombre indica, de papel, de cartón. Como le gusta el cartón a Nintendo. Y esa baza Nintendo la aprovecha al máximo para servirnos en bandeja un producto que visualmente que llama mucho la atención. Luce extraordinariamente y se ve cuidado hasta el mínimo detalle. Lo que en otras plataformas tacharíamos de un juego del montón, un indie, o esa mítica morralla que te encuentras en el Gamepass, Nintendo lo convierte en una obra técnica y artística casi sublime. Un diseño de niveles exquisitos. Ciertamente tienes la sensación de que vives en universo hecho de papel y cartón. Un enfoque alternativo a los gráficos realistas. No te puedo poner la puta cara de Elie en el jeto de Mario, pero te hago unos edificios hechos de cartón y unos árboles plegados que parecen haber sido sacados de una maqueta origami de las que comprábamos de Planeta de Agostini a mediados de los 90.

Como le gusta el cartón a Nintendo.

Vale, ahora muchos diréis. Estamos hasta la quijotera de estas estéticas »crafter» de Nintendo. Que si la lana, que si el papel, la plastilina, la acuarela… bueno, si algo funciona, ¿por qué cambiarlo? . Aunque sinceramente, sí, puede llegar a cansar, pero eso es otro debate que quizás algún día hagamos en el programa.

Por último creo que es importante recalcar algo que nos ha dejado a todos los que lo hemos jugado con el culo torcido. EL AGUA, LA TIERRA. Es increíble que a estas alturas, un juego salido de la nada y con los maquinones que tenemos hoy en día en la calle, Nintendo se saque de la chistera una jodida agua o tierra TAN BIEN HECHAS . Ni teraflops ni teraflaps, ni Ray Traicing ni Ray Traizang. Nintendo Switch.

Ni teraflops ni teraflaps, ni Ray Traicing ni Ray Traizang. Nintendo Switch.

 

Tercer doblez

Los que sigáis nuestros análisis sabréis que no somos muy dichos a la hora de destripar los sistemas de combate, así como los argumentos, para que podáis llevaros la sorpresa o la hostia, según gustos, cuando compréis el juego. Así que como suelo hacer, os dejaré un par de pinceladas para que os hagáis una idea.

El combate es sencillo. Combate por turnos, no aleatorios, pues los enemigos los veréis por el escenario y muchas veces podremos esquivarlos. Una vez dentro del combate, estaremos en el centro de una especie de ruleta, rodeado de enemigos colocados en casillas. Básicamente, tendremos un turno con un tiempo para alinearlos y poder así pensar la estrategia que vamos a utilizar para acabar con ellos.

La alineación de los enemigos es básica y si no somos rápidos y eficaces, a veces se nos pueden complicar las cosas, así que será la parte clave de todos los combates.

Los cristos que se nos pueden montar son importantes, mente fría y nervios de acero, amigas.

Un detalle importante. NO HAY EXPERIENCIA. Fundamentalmente lo único que ganaremos en los combates serán monedas y confeti. Si, confeti hij@s míos.

Con las monedas compraremos objetos. Al no haber experiencia, tampoco hay habilidades, talentos o como hostias queráis llamarlos. Así que todo dependerá de los objetos que compremos en las tiendas de Villa Toad o las que vayamos encontrando durante la aventura. La carencia de habilidades se suple con dichos objetos. Tendremos armas cada vez mejores y específicas para determinados enemigos y accesorios que nos ayudarán o nos darán ventajas durante las batallas o durante el mismo desarrollo de la aventura. Pero nada más. Cero complejidad. Aquí te pillo aquí te mato. 

El Tinder de los RPG.

Y dejando ya el tema de los combates y las armas, es importante destacar EL DELICIOSO planteamiento de los jefes. No son muchos, pero aquí sí difiere el sistema de combate, se hace muy original, divertido y ciertamente es un reto a la mente que más de una vez os dará ganas de tirar la Switch por la ventana. Es quizás, el tabasco del cóctel que nos vamos a beber.

Este jefe es un derroche de imaginación o una jodida locura. Tú elijes, pero es divertidísimo.

Y ahora si por último, acordaros de mis palabras. Os enfadaréis muchas veces por las batallas. Al no haber una recompensa de experiencia u objetos, podréis acabar hastiados de ellos, así que siempre que podáis y os salga del arco del triunfo, mi recomendación es evitarlos, porque sino el juego puede llegar a empalagar.

Cuarto doblez

El humor. El humor por bandera. Si algo llama la atención y resalta sobre todo lo dicho anteriormente es el humor. Un humor blanco, limpio, claro y que llega a todos los públicos. Podría estar páginas y páginas contando situaciones y conversaciones absurdas pero a esats alturas creo que ya todos sabéis de qué va la cosa. Como decía al principio tendremos convesarciones de lo más divertidas, guiños a películas clásicas como El Señor de los Anillos e incluso a otros videojuegos de otras franquicias (ese momento teleférico). Ciertamente, háganme caso, lo vais a pasar muy bien en este aspecto. Una razón más para explorar y sobretodo para intentar rescatar a esos pobres Toads, que al fin a y la postre, los rescataremos por el simple hecho de ver con qué salida nos van a agradecer dicho rescate.

Como siempre, ésto no sería posible sin una localización tan fantásticamente llevada a cabo por Nintendo. Algo que ya nos tiene acostumbrados y que a cada juego que sacan, nos sigue gustando más. Mis dieses de nuevo Nintendo.

Quinto doblez

¿Es un juego largo? Sí, si tu quieres. Puedes pararte a hacer muchas cosas. Hay muchos huecos que tapar con confeti, hay muchos escondrijos, coleccionables, incluso un museo al más puro estilo Animal Crossing donde guardar esa colección. El juego puede duraros tranquilamente unas 30 horas. A mi me ha durado menos, pues soy un señor mayor cada vez con menos paciencia, pero para los ociosos y no perezosos el juego se puede alargar tanto como tiempo le queráis dedicar.

 

La cartonada padre

DOBLADO!

Paper Mario: The Origami King es el ejemplo de lo que según los entendidos Nintendo intenta hacer con la saga. Escapar de aquel JRPG de Super Nintendo y convertirlo más en una aventura de exploración, con un carácter propio con el humor por bandera.Una aventura para todos que sea tan versátil como para dedicarle una hora diaria o un maratón de cuatro.

Escapar de aquel JRPG de Super Nintendo y convertirlo más en una aventura de exploración, con un carácter propio con el humor por bandera.

Desde mi punto de vista, la evolución natural debería de ser la de obviar los combates por turnos y centrarse en un sistema de combate en tiempo real, al estilo Mario clásico, dejando el sistema de combate de los jefes tal y como está. Pues dichos combates sin chicha ni limoná pueden hacer que muchos dejen el juego a medias por el ya mencionado hastío que pueden llegar a provocar.

Por lo demás, es un juego redondo. Bonito, llamativo, MUY DIVERTIDO y que sin duda se ha convertido en uno de los imprescindbles en vuestra estantería de Switch. Y nadie contaba con él.

Final imprevisble. TLOU3

VEREDICTO

GRÁFICOS

95%

SONIDO

90%

JUGABILIDAD

80%

DURACIÓN

90%

POSITIVO


  • Su humor, divertido a no más poder
  • Artísticamente una delicia…
  • …con unos gráficos a la altura y un agua…
  • La exploración, siempre estarás buscando recobecos
  • Una duración justa, ni más, ni menos

NEGATIVO


  • los combates se pueden hacer tediosos
  • Sin experiencia no hay motivación para combatir
  • A veces el control de Mario puede ser confuso
  • El confeti
  • Que Luigi no tenga más protagonismo
90 Paper Mario: The Origami King es ese mojito que te tomas sin haberlo esperado. Ese mojito de chiringuito que no contabas que sirviesen y que te da la vida mientras estás de vacaciones. Es dulce, sacia tu sed y te puede gustar con más o menos azúcar, más o menos ron pero joder, que ganas tenías de tomarte uno. Eso si, en cantidades obscenas puede empelagarte. Aún así te lo bebes y cuando te das cuenta, llevas una borrachera encima que no puedes contigo.
Corneo

Corneo

Juego,leo y escribo

Deja una respuesta