Skip to main content

Ratchet and Clank: Una movida aparte.

Autor: @Bjdocampo

Seamos francos. No me acordaba de la última vez que había jugado a un Ratchet. Es más, ni recuerdo haberlo acabado y simplemente puedo decir ‘’vaya por Diós´´.

Empezaba con la premisa de que era mi primer juego en mi recién estrenada PS5. Una vez instalada y configurada la consola, pegué el salto a esta nueva dimensión y la experiencia no ha podido ser más satisfactoria.

¿Un argumento?

Y es que a veces el argumento no es más que un complemento circunstancial de un videojuego. En este caso, el argumento cumple. Te da una razón para seguir adelante, te lleva de la mano y te lo hace pasar bien. No es tanto su profundidad o sus giros de guión, sino la manera en la que se lleva todo. En esta sinfonía es más importante la batuta que la melodía.

En esta sinfonía es más importante la batuta que la melodía.

La historia es simple pero muy bien hecha, no os la voy a desgranar porque no estamos para eso aquí, pero si os puedo asegurar que la manera en la que nos la cuentan y la jugamos os lo hará pasar genial. Y todo gracias a su fantástico guión, conversaciones, humor y chascarrillos. Todo ello ayudado por una mecánica de juego deliciosa y muy cuidada.

Plataformas parece, shooter es.

De entrada pensamos y nos venden que Ratchet and Clank es un plataformas, que es el Mario Odyssey de PS5 pero NO. Amigos, un rotundo NO. Para mi, este humilde servidor de usted, amado lector, Ratchet and Clank es un shooter en toda regla. Y es que desde el minuto uno los disparos, las armas, el despiporre y la casquería están al orden del día.

La satisfacción de pegarle tiros a todo y a todos, de romper cosas y de machacar al enemigo está ahí. Si a eso le sumamos la sublime experiencia que nos proporciona la tecnología háptica del DualSense, tenemos un cóctel exquisito. Que si, que hay mucho salto y plataformeo, que si, que palmaremos decenas de veces en ese salto o en ese parkour entre paredes, pero al final, todo acaba en tiros. Y eso es simple y llanamente fantástico como casa y genera esta receta casi magistral.

Palmaremos decenas de veces en ese salto o en ese parkour entre paredes, pero al final, todo acaba en tiros.

En cuanto a las armas, nuestro arsenal es enorme, las posibilidades muy grandes aunque si he de decir que muchas armas no valen para nada. Al final, tiraremos siempre de las mismas aunque en la recta final, sobre todo con los jefes, tendrás que tirar hasta de un palo con una piedra si fuera necesario. A esto hay que sumarle un árbol de mejoras de las mismas que iremos desbloqueando utilizándolas y consiguiendo los codiciados raritanium. A esto debemos sumarle también la posibilidad de conseguir diferentes armaduras que nos proporcionarán ventajas en determinados entornos o enemigos.

Tendremos carreras, minijuegos con los robots compañeros de Ratchet y un buen puñado de secretos que descubrir para sacarse el ansiado Platino que a tantos les gusta lucir en su perfil de PSN.

En cuanto a la duración, no os dejéis engañar por algunos jienenses. Ratchet and Clank dura lo que tiene que durar. No da la sensación de alargarse ni tampoco de quedarse corto. Cuando te acabas el juego estás más que satisfecho y la posibilidad de pararse a sacar todos los coleccionables y misiones secundarias os dejarán más que satisfechos.

Ratchet and Clank dura lo que tiene que durar.

Señoras y señores, ha llegado la Next Gen

Elo aquí el plato fuerte del juego. El apartado técnico. Desde el primer minuto nos daremos cuenta de que este es un juego por y para PlayStation 5. De primeras tendremos la opción de elegir si queremos un modo rendimiento del juego o un modo calidad. Yo os recomiendo que lo juguéis en modo calidad. El sistema de trazado de rayos es espectacular en este juego. Huelga decir o enseñaros algo al respecto, basta con las chorrecientas capturas que la gente ha mostrado con el modo foto en redes estos días. Los escenarios, detallados y cargados de objetos, vivos, coloridos y maleables. Los ya mencionados efectos lumínicos gracias al RTX, el pelo de nuestros protagonistas o la piel y su textura de los otros personajes….todo es espectacular y muchas veces da la sensación de que estamos en una película de Pixar e incluso mejor.

Da la sensación de que estamos en una película de Pixar e incluso mejor.

Cabe destacar el brutal salto que da el SSD de la consola. Los tiempos de carga directamente no existen. En lo que va de Nueva Generación no he visto cosa semejante. Y ya no solo las cargas de pantallas, sino a la hora de moverse entre las dimensiones todo es inmediato y natural. Un sueño hecho realidad que nos hace esperar grandes cosas de las nuevas consolas.

El apartado sonoro está también a la altura. Una BSO de calidad y pegadiza desde la pantalla de inicio, un sonido 3D que saca partido de las virtudes de PS5 y un doblaje brutal, con voces reconocibles y que repito, a la altura de cualquier película de Disney o Marvel.

Si hay que ponerle algún pero es a pequeños bugs, que en contadas ocasiones dejan a nuestro personaje pillado en alguna esquina y sobre todo, un fallo que nos ha a ocurrido a más de uno y es que el juego crashea. Si, se carga la consola, deja todo congelado y no nos queda otra que apagar la consola a machete. Con su correspondiente pérdida del último punto de guardado y el peñazo de tener que arrancar la consola en modo seguro. Es un fallo garrafal pero que se les perdona por la buena composición de todo lo demás.

Total…

Estamos ante el que para mi es el primer juego Next Gen que tenemos desde la salida de las otras consolas. No contamos Demons Souls porque es un remake. Todo da sensación de ser nuevo, una historia divertida y que engancha, un sistema de juego vicioso y que nos proporciona ese placer de la destrucción. Un apartado técnico a la altura de la circunstancias.

Una fórmula continuista pero adaptada a los nuevos tiempos, que a veces intenta abarcar más de lo que necesita pero si somos consecuentes, no afectará para nada al resultado final.

Da la sensación de que Insomniac Games se ha querido una vez más reivindicar y recrearse y seguir sumando hitos a su currículum. Ratchet and Clank: Una dimensión Aparte es uno de esos juegos que te guste más o te guste menos su franquicia, si le das la oportunidad, te acabará enamorando y sobre todo, divirtiendo. Pues ese es el fin existencial de un videojuego.

VEREDICTO

GRÁFICOS

100%

SONIDO

90%

JUGABILIDAD

85%

DURACIÓN

85%

POSITIVO


  • La historia, divertida y engancha
  • Pegar tiros como si no hubiera un mañana
  • Gráficamente lo mejor hasta ahora de next gen
  • El doblaje es brutal
  • Que te llamen ”¿Qué?

NEGATIVO


  • Pequeños bugs en determinados saltos
  • Que se te crashee la consola
  • Algunas armas prescindibles
  • El desarrollo de habilidades, justito.
  • Que no saquen YA el siguiente
95 Ratchet and Clank: Una dimensión aparte, son esas nécoras de las Rías Baixas, bien cocidas y llenas. Un producto que no innova pero que siendo de calidad y bien cocinado, es insuperable.
Corneo

Corneo

Juego,leo y escribo

Deja una respuesta