Skip to main content

Un concepto incierto. Un concepto ilusionante.

Autor: @Bjdocampo

Igual no te acuerdas, pero tienes reservada una Steam Deck. Puede sonar extraño, pero esto nos está ocurriendo a muchos de los que influídos por el hype del concepto, la reservamos ese mismo día que Steam la presentó al mundo.

Han pasado los meses, el concepto sigue ahí, la idea, fantástica, ¿la pinta? Aún mejor, pero no sabemos nada más.

Y es que hablando últimamente con gente que la tiene reservada (gente de nuestro propio equipo, por ejemplo) , no son pocos los que se plantean el cancelar la reserva. La gestión en cuanto a marketing de Valve está siendo nefasta. Nos han enseñado el dispositivo (y digo dispositivo porque después hablaremos), y ya. Todo muy bien, todo  muy bonito, hemos pagado 4€ de reserva y no sabemos más. Igual es que no hace falta saber más, pero si quieres plantarle cara a Switch (tema que reflexionaremos después) tienes que hacer más. Otra cosa es que esa no sea tu intención, algo que a día de hoy tampoco sabemos, pero cobra fuerza.

La gestión en cuanto a marketing de Valve está siendo nefasta.

Ya hemos llorado bastante, así que ahora vamos a ser positivos y reflexionemos sobre la incursión de este sistema en este mundillo.

Si os dais cuenta, Valve en ningún momento ha calificado a Steam Deck como una consola, ni tampoco como un PC, lo ha calificado como un Steam Deck. Lo mismo que Apple no califica su teléfono o su como tal, sino como un iPhone y un iPad. Valve no se tiene claro a que juega, pues está claro que pierden dinero por cada Steam Deck, pero quizás estemos enfocando el asunto desde un punto de vista diferente al suyo.

Valve en ningún momento ha calificado a Steam Deck como una consola, ni tampoco como un PC, lo ha calificado como un Steam Deck.

Y es que una vez pasado el tiempo, dejando de lado el hype del momento, podemos llegar a la conclusión de que Steam Deck no será lo que quiere que sea Valve, será lo que queramos que sea LOS USUARIOS.

Me explico. Valve nos da una herramienta, ni más ni menos que un PC portátil con unas características casi premium, todo su catálogo de Steam, Epic, Battlenet y vaya usted a saber qué más y una posibilidad de instalar otros sistemas operativos como Windows/Linux. Nos sirven en bandeja un cacharro que abre a la comunidad una caja de Pandora con posibilidades casi infinitas. Damos por hecho que la escena del juego Indie cobra más importancia que nunca en este sistema, pues su planteamiento y diseño se da a ello, sino que la ‘’Scene’’ puede llegar a ser el verdadero protagonista de esta historia.

La emulación por bandera. Poder jugar no ya a clásicos de los 8 bit, 16 bit o el sinfín de plataformas Arcade de los 80 y 90, sino que retomar de forma portátil aquellos juegos de los 128 bit, se antoja muy goloso y a cada día que pasa cobra más fuerza la idea.

Se me hace la boca agua poder hincarle el diente a aquellos juegos de Harry Potter de GameCube, aquellos Star Wars, Eternal Darkness o Metal Gear Twin Snakes…que visto lo visto con la filosofía de Nintendo, nunca volveremos a ver en un sistema actual. Pero bueno eso es otro tema que yo u otro compañero trataremos en su momento.

Resumiendo. Steam Deck con el paso de los meses ha pasado de ser ese cacharro en el que jugar a League of Legends, Battlefield, WoW… mientras hacemos aguas mayores, ha pasado a ser algo más. A ser esa herramienta que abre a la comunidad un abanico de posibilidades casi ilimitada.

Una vez llegados a este punto nos damos cuenta de que Steam Deck no viene a competir con Switch, no nos equivoquemos. No viene a competir con nadie, viene a existir y a cubrir un hueco que hasta ahora otros intentaron pero se quedaron a mitad de camino. Por eso Xbox, Nintendo y Sony dudo mucho que tengan el menor temor por la llegada de la pequeña bestia de Valve.

Una vez llegados a este punto nos damos cuenta de que Steam Deck no viene a competir con Switch

A pesar de la terrible comunicación de Valve, la falta de información y la incertidumbre en cuanto a sus posibilidades finales y que si a eso le sumamos la posibilidad de una versión mejorada en 2022, Steam Deck se presume como una herramienta indispensable en la estantería de cualquier jugón, y no, no para jugar quizás a lo más nuevo en cualquier parte, sino a lo que hasta ahora, no podíamos jugar salvo sentados delante de una pantalla en una incómoda silla.La tasa de la caca llega al PC y la emulación a gran escala. Algo que es muy diferente.

Estas Navidades muchos compraremos turrón de marca blanca.

PD: Hasta esta mañana que he escrito este artículo, estaba casi decidido a cancelar mi reserva. Una vez lo he redactado y reflexionado, he decidido mantenerla y dejarme la panoja en Diciembre. Si es verdad que me llegará en Diciembre, que eso tampoco lo se.

Corneo

Corneo

Juego,leo y escribo

Deja una respuesta