La propuesta más ambiciosa de Naughty Dog hasta la fecha

Autor: @Martaaax00

Después de 7 largos años de espera hemos podido disfrutar de The Last of Us Parte 2. Y bueno a ver, cómo empiezo esto. Una entrega que sin duda alguna ha dado mucho que hablar, y que especialmente hoy tengo ganas de comentar (y mojarme al respecto). Aviso a navegantes, a continuación encontraréis SPOILERS a granel.

En esta ocasión, la Parte II comienza cinco años después de la primera entrega de The Last of Us, cuando Joel liberó a Ellie de su fatal destino, y con ello, dejó a toda la humanidad a su suerte sin poder crear una cura contra el brote de Cordyceps. Ellie ahora tiene 19 años, y las cosas desde entonces se han vuelto más complicadas tanto para ella como para Joel, ya que precisamente no es fácil sobrevivir en el asentamiento del condado de Jackson. Con este comienzo, pronto nos veremos envueltos en una serie de sucesos que concluyen en la búsqueda de la venganza, y en el aprendizaje que esta da a sus personajes. De hecho, la violencia presente en TLOU2 no será un sorbo fácil de tragar. Nos sumaremos a un espiral de violencia tanto literal como figurativamente, desafiándonos a superar un circulo vicioso de sufrimiento humano al realizarlo nosotros mismos (y en ocasiones en contra de nuestra voluntad), para finalmente darnos cuenta de dónde están los límites.

Las infraestructuras del Corte Inglés (próximamente)

Con la PS4 al límite

A nivel visual TLOU2 luce espectacular. La aventura de Ellie nos lleva a un viaje a través de un Seattle obscenamente detallado, meticulosamente creado por algunos de los mejores artistas de la industria. No hay dos edificios iguales, y cada interior explorable alberga sus propias historias sobre las personas que vivieron allí. Sus escenarios, sus sorprendentes físicas y sus notables mejoras de la IA, consiguen adentrarnos a la perfección en un mundo postapocalíptico que parece que estemos pisando y que puede cobrar vida en cualquier momento.

En TLOU2 el sigilo es una táctica mucho más viable que en su primera entrega, con escenarios más amplios y con la posibilidad de escondernos entre matorrales cubiertos esperando el momento perfecto para atacar. Y será más real que nunca. Nuestros enemigos detectarán los cuerpos sin vida de sus camaradas y gritarán su nombre, lamentando su pérdida y obligándoles a buscarnos con más fuerza. Ante esto, apretar el gatillo producirá una sangrienta explosión en numerosas partes del cuerpo y gritos desgarradores, mientras que cada combate cuerpo a cuerpo se siente como una verdadera  amenaza y lucha por la supervivencia. La creación de objetos como trampas, flechas y kits de curación en tiempo real contribuirá en mantenernos en alerta, mientras buscamos recursos en el campo de la batalla.

Aún así, su jugabilidad no es perfecta. En ocasiones, se vuelve bastante monótona aunque nos encontremos en un mundo semi abierto. Sin embargo, con un ritmo correcto sobre su acción, logra combinar momentos de calma marcados por el sigilo, junto con otras escenas más violentas y metódicas cómo la fabricación de artefactos. Aunque el título quiera hacernos creer que el sigilo será nuestra única baza en el juego, más tarde nos lo desmiente con algunos pocos «enemigos» que nos buscarán incansablemente para darnos caza.

Resident Evil, ¿eres tú?

Acción – reacción

El impulso narrativo se ubica después de que Ellie presencie el asesinato a sangre fría de Joel en manos de Abby. Una venganza que se cobra al situar a Joel en el momento y lugar equivocado. Debido a este hecho, Ellie tratará con violencia indiscriminada a todos aquellos que la perjudicaron y que se encontrarán en su camino para rendir justicia, hasta llevarla a su propia autodestrucción. Un camino de venganza que le obligará a confrontar su pasado y contemplar si este imprudente ciclo de violencia realmente le traerá o no alguna recompensa. Y ahí es cuando entra en juego Abby, un personaje clave en el desarrollo del juego.

Abby, el personaje revelación de esta entrega (y está mamadisíma)

Ni tan buenos, ni tan malos: escala de grises

El hecho de introducirnos a Abby en el juego (y la posibilidad de jugar con ella) es una apuesta muy arriesgada por parte del estudio, pero que en esta ocasión es totalmente necesario su papel para entender el mensaje que TLOU2 quiere transmitirnos. Un personaje que sorprendentemente consigue ponerse al nivel de otros personajes sólidos de la entrega, y que logra mantenernos enganchados a la pantalla con su propio desarrollo.

Por más oscuro que sea este relato, TLOU2  consigue humanizar a los personajes a pesar de las circunstancias extraordinarias en las que se encuentran. Una excelente dirección de las escenas que está por encima de la expectativa típica para los títulos de este tipo, y que en su narración en ocasiones presenta algunas leves incongruencias y ritmos forzados.  Aún así, sigue funcionando. Mención especial también para los actores que prestan su imagen en el juego como Troy Baker, Ashley Johnson y Laura Bailey, quienes destacan claramente como el elenco principal del lanzamiento. Aunque muchos personajes secundarios también se establecen extremadamente rápido en el juego cómo: Tommy, Dina, Jessie, Lev, Alice, Yara o Owen.

El estudio ha sido muy astuto contándonos un profundo relato fragmentado desde diferentes puntos de vista, dónde nosotros seremos quiénes encajaremos todas las piezas al final de la historia. Con sus diferentes perspectivas consigue que tengamos nuestra propia visión de los hechos, ya que aquí veremos que los motivos de Abby para cazar a Joel son tan legítimos, como los de Ellie para cazar a Abby.

«Ojo por ojo y el mundo acabará ciego»

En esta ocasión, Naughty Dog es un maestro dosificándonos la acción (vertida en violencia) y los momentos de calma que sirven para profundizar en su narración. En estos momentos, el uso excepcional de la música de Gustavo Santaolalla (con su propio cameo en el juego) consigue de forma magistral mantener nuestras emociones a flor de piel en todo momento.

The Last of Us 2 nos aporta diferentes visiones de la vida de sus personajes, desde el pasado, el presente y el futuro para mostrar lo que hace que su lucha por la supervivencia sea tan importante. TLOU2 jugará con nuestras emociones, nos involucrará directamente en su relato, esperando que saquemos nuestras propias conclusiones y pensemos también, en lo que no se muestra en pantalla.

Ellie, Dina y Jessie: el triángulo (amoroso) de las Bermudas

Veredicto

Es un título que para mi sorpresa ha superado mis expectativas. Esta segunda entrega, es una historia memorable que trata temas desde una perspectiva que pocos juegos lo han hecho antes: una humanización extrema de sus personajes bajo un transfondo narrativo drámatico y emocional. Un título plagado de dilemas morales y situaciones al límite desde el inicio hasta su fin, (y qué fin) que sin duda alguna, quedará en el recuerdo cómo uno de los títulos estrella en la historia de Naughty Dog. Dicho esto, espero que no nos dejen a medias, desde mi opinión hay todavía mucho que contar o mostrarnos en un TLOU3: ya sea con el regreso de Ellie (que desde mi punto de vista es un ciclo prácticamente cerrado), o desde un nuevo enfoque con Abby y Lev.

DEP Joel, gran personaje y mejor persona

VEREDICTO

GRÁFICOS

95%

SONIDO

95%

JUGABILIDAD

90%

DURACIÓN

90%

POSITIVO


  • Su desarrollo narrativo
  • Su capacidad de hacernos pensar y sentir en todo momento
  • El trabajo de Gustavo Santaolalla es magistral
  • Su propuesta arriesgada, toda una declaración de intenciones para títulos futuros

NEGATIVO


  • Pese a tener una duración correcta, le sobran unas 5/7 horas de juego
  • Su jugabilidad acaba siendo monótona y redundante
  • Algunos vacíos de guión o aceleración de la trama
93 Tal y cómo hacemos en Hashtag Jugando, todos nuestros análisis se comparan con una comida/bebida. En este caso The Last of Us 2 sería comparable a un café sólo sin azúcar. Es un trago amargo (pero necesario) a la vez que nos gusta, y al que somos adictos.

Un comentario

  • Avatar John Cruz dice:

    Bravo! Es un juegazo. A mi me sorprendió gratamente esa contradicción que sientes cuando Ellie va a matar a Abby. Y es que, a mi forma de ver, cuenta muy bien por un lado la historia de Abby, quien ha llegado a vengar la muerte de su padre, matando a Joel, pero eso no le ha quitado el dolor de su pérdida ni ha hecho que pueda ser feliz sino al contrario le ha llevado a perder todo a consecuencia de ello. Y por contra Ellie que busca la venganza a toda costa y eso le lleva a perder todo igualmente por el hecho de no aceptar la pérdida de Joel, como ella le increpa en la última conversación que tienen cuando le dice que la tenía que haber dejado morir para llevar a cabo la vacuna. Al final termina sola como ella confesaba temer en el primer juego.
    Para mi la primera parte de The LastOf Us cuenta una historia de amor entre dos personas que se terminan viendo como padre e hija. Y esta segunda parte contextualiza esa historia en el mundo y las consecuencias de sus actos. Magistral. Entiendo que haya gente que no esté conforme porque no era lo que esperaba pero yo creo que era lo que querían contar y creo que lo hacen muy bien.
    Por aquí otro que estará esperando con los brazos abiertos si hay una tercera entrega sino me quedo con muy buen sabor de boca al terminar esta segunda parte.

Deja una respuesta