Una cafetera para dominarlos a todos

Autor: @Bjdocampo

Subió el Tío Phil al escenario, el típico colega que todo le va guay en la vida, el que a las cuatro de la madrugada va a la barra del garito y pide seis chupitos de Jagger, y así, de esa manera y con una mano en el bolsillo, presenta Xbox.

El nombre de la criatura

Y si, Xbox, ni Scarlett, ni 720 ni Two, Xbox. Sin más. ¿Una declaración de intenciones por parte de la Gran M? Puede, pero esa coletilla de ‘’Serie’’ nos hace creer que habrá alguna versión más de la consola, pero de entrada, ya tenemos Xbox nueva.

¿Y a quién se parece?

Lo primero es lo primero y eso, es el diseño. A este humilde pero estiloso redactor le gusta y mucho. Que parece una nevera, una Dolce Gusto o que es una burda copia del anterior MacPro…pues si, oiga, pero diferente y por lo que vemos, funcional. No parece lo más cómodo de colocar debajo de la tele, pero vamos, queda bien.

Microsoft toma buena nota de los principios de la termodinámica y ha sido precavida en el diseño de su nueva bestia. Vertical, cuadrada y con una enorme salida de aire superior. Simple y llanamente funcional. Y eso debería de alegrarnos. Todos los poseedores de una PS4 o PS4 Pro saben de qué hablo.

Después están los gustos pero para eso están los colores. Color, por cierto, donde no han arriesgado tampoco. Parece que el negro se ha convertido en el color característico de Xbox, y atrás quedó aquella 360 Blanca y siguen apostando por la elegancia y la continuidad. No debatiremos más sobre el diseño, te puede gustar más, menos o nada, total de algo habrá que hablar en Twiter.

El mando

El mismo. Si algo funciona, no lo cambies. Sin lucecitas, sin pantallas táctiles, sin mierdas hápiticas que no sabemos ni qué significa, sin nada, un mando para jugar, que así lleva tres generaciones siendo el mejor. Así que no lo toquéis, y eso han hecho. Se ha mejorado un poquito la cruceta, cosa que se agradece, un boton de Share como el de PS4,que viene muy bien (el botón de Xbox actual es un peñazo) y unos bordes más redondeados. Bravo en este aspecto, mis dieses.

 

La maquinaria

No nos han dado datos técnicos, pero el Tío Phil dice que es lo más, la más potente, más que PS5. La ostia de potente, un miura en San Fermín, imparable, una bestia Gareth Bale subiendo por la banda. Vamos, que Phil después de los chupitos de Jagger ya le da igual y nos trajo unos de tequila. Esto es muy yankee. Dios bendiga a América.

Y es que a estas alturas a quién le importa los Teraflops,los Mhz o los GB… ya puestos… que nos den potencia. Nos dicen que es potente de sobra, pues listo. Póngame dos.

Los juegos

Pues los juegos…ahí estarán los juegos. Enseñar solo nos han enseñado un vídeo de Hellblade 2. Puede que no haya sido lo más acertado presentar una consola con ese juego. Lo suyo sería un Halo, un Gears, un Forza o un Fable 4. Pero nos han enseñado Hellblade, pues vale. Pinta bien, pero no me vende la consola. Microsoft se ha gastado un pastizal en comprar estudios, tienen a Obsidian, a Rare o su propia Xbox Studios, podían haber puesto algo más de carne en el asador y con este Hellblade da la sensación de que en este aspecto han improvisado un poco. Veremos qué deparan los meses.

 

Un presente marcando un futuro.

Microsoft ha perdido esta actual generación. No es una noticia, los números son aplastantes. Pero por un momento, Sonyers, pensad lo que está haciendo MS con GamePass, una auténtica barbaridad. Juegos gratis por 13 leuros, retrocompatibilidad con todas las Xbox, Play Anywhere con PC y ese Project Xcloud que quiere hacerle el amor a Stadia. Mejor no puede pintar el asunto.

Lo mejor de One serán los cimientos de la nueva Xbox.

¿Y entonces qué?

Microsoft está sabiendo dosificar las noticias, filtrando lo justo (nadie se esperaba este diseño) y han dado el segundo golpe de una manera más o menos algo más acertada que aquella nota de prensa cutre de Sony con datos de PS5.

La guerra de los guapos y los soñadores ya ha pasado, los jugadores se decantan por una consola o por otra por sus juegos, no tanto por su potencia. En un campo de batalla donde esta generación Sony reinó, Microsoft sobrevivió y Nintendo se reía de los dos desde un jacuzzi con una rubia despampanante, los juegos serán los que marcarán la diferencia. Y esto es donde Microsoft y Phil no pueden fallar.

Esta noche Phil no puede entrarle a todas las tías del local sin sentido y doblar la pata a las cinco y media mientras Sony se lleva la chica guapa y Nintendo bebe el Whisky más caro.

Empieza la guerra.

 

PD: El señor mayor que ha escrito este articulo es totalmente imparcial. Tiene una Xbox, una PS4, Switch y unas 20 consolas más. Además, por la semana no bebe y mientras escribía el artículo escuchaba Enya en Spotify.

Corneo

Corneo

Juego,leo y escribo

Deja una respuesta